60 años de tradición, innovación y pasión

La historia de la empresa comenzó en 1960 con el sueño de su fundador, Miguel Llombart: distribuir naranjas y clementinas de la localidad de Nules (Castellón, en su España natal, en Alemania. Hoy en día, los cítricos siguen siendo una de las competencias principales de la empresa familiar. Con la fundación de Llombart en España en 1981, la cartera se amplía a la fruta de hueso, las verduras y la lechuga. En 1998, la familia, especialista en cítricos, funda la empresa Orange X-Press. Desde 1999, Juan Llombart, como director general, es responsable del éxito continuado de la importación y exportación de frutas, verduras y lechuga.

FH: cuéntenos su secreto del éxito: ¿qué diferencia a llombart gmbh?
J: En este punto me gustaría referirme a otra afinidad: vivimos nuestro negocio como el amor a la cocina: Tomamos como base la experiencia adquirida durante décadas de tradición, añadimos un generoso sentido de las tendencias y las innovaciones y lo aderezamos todo con pasión: así es como crecemos un poco más allá cada día. Estoy muy agradecido a mi familia, en la que incluyo a nuestros empleados, por esforzarse cada día por manterner el nuvel de calidad y fiabilidad. Me llena de orgullo. Sin ellos, nuestra historia no sería posible.

FH: si retoma el tema de las tendencias, ¿a qué avances significativos en el comportamiento de los consumidores se ve enfrentado el sector en la actualidad y en un futuro próximo?
J: Estamos experimentando una nueva concienciación de los consumidores hacia los alimentos. Esto incluye valores como la sostenibilidad y la regionalidad, pero también el tema de la salud, el disfrute consciente y, por lo tanto, un mayor interés global por los productos y sus beneficios. Esto va acompañado de una mayor disposición a gastar más dinero en buena calidad. Ahora nos enfrentamos al reto de hacer que las frutas y hortalizas de todo el mundo sean apetecibles para los consumidores durante todo el año, además de su preferencia por los productos regionales. Para ello, una cadena de suministro sostenible es tan indispensable como la investigación, la innovación y la comunicación para aunar estos dos intereses, que a primera vista parecen contradictorios.

FH: en su opinión, ¿cuáles son las medidas esenciales para impulsar el tema de la sostenibilidad?
J: Necesitamos un cambio de mentalidad. Los consumidores exigen activamente transparencia e información de fondo. Esta es nuestra oportunidad de captar a los consumidores de forma significativa en los puntos adecuados y contribuir a sensibilizarlos. Un ejemplo es el tema de los envases. Una gran parte de los consumidores exige que las frutas y verduras se vendan sin envase. Sin embargo, esto conduce a un acortamiento significativo de la vida útil, lo que a su vez conduce a un mayor desperdicio de alimentos. El ejemplo del pepino sin film deja especialmente claro este conflicto de intereses. El fomento de los procesos de films de base natural puede ser una medida esencial. Además, prestamos gran atención a la ampliación de las superficies de cultivo compensatorias en la producción. En nuestras fincas asociadas, damos gran importancia al espacio para la fauna y la flora complementaria. Esto implica un cuestionamiento constante de nuestra propia cadena de valor y de nuestra propia pretensión de tratar responsablemente los recursos disponibles. Al mismo tiempo, la relevancia y el potencial de las innovaciones en la industria se hacen evidentes.

FH: ¿qué necesidades, pero también oportunidades, pueden derivarse de los desarrollos mencionados para el sector hortofrutícola?
J: La labor educativa es necesaria en este caso. En la región mediterránea se percibe desde hace tiempo como un valioso enriquecimiento la dieta mediterránea y así lo reconocen los principales nutricionistas. En el mercado alemán, los consumidores aún no son conscientes de los beneficios para la salud en la misma medida. Con variedades nuevas e innovadoras en cuanto a sabor y aspectos visuales, como la pulpa roja o rosa, sorprendemos y nos distinguimos de los demás. Un zumo de naranja fresco no puede ser superado, siempre que la calidad de la fruta y el proceso de producción lo permitan.

FH: ¿qué papel desempeña su empresa orange x-press, fundada en 1998, en este concepto global?
J: El proceso de producción es la clave. La Orange X-Press presiona las naranjas de zumo de forma suave y al mismo tiempo extrae el máximo de zumo de la fruta. Los procesos convencionales exprimen las naranjas, liberando las sustancias amargas de la cáscara. Nuestra Orange X-Press va de la mano con nuestro concepto de 365 días de naranja. Las botellas y otros accesorios a juego completan la cartera. Los tiempos de reacción cortos y la longevidad de la máquina son lo que nos distingue.

FH: ¿cuál es su visión del negocio de las frutas y verduras?
J: Estamos convencidos de que la cadena de valor, desde la tierra hasta el lineal de supermercado, necesita una mayor participación de los productores. Entendemos la relación mutua en el triángulo entre el comercio minorista de alimentos, el especialista y el productor como una construcción de asociación. Por eso ponemos a disposición de nuestros clientes todo nuestro saber hacer y nuestros servicios con una fuerte implicación de los productores. Nos preocupa crear perspectivas de mejora e innovación para los productores, de modo que puedan invertir para estar preparados para los años malos y las catástrofes climáticas. Es importante para nosotros que la relación de confianza en el origen continúe. En última instancia, esta es la única manera de garantizar la seguridad de los productos básicos a largo plazo para todos los socios del comercio.
Número 5000 del aniversario de la revista Fruchthandel (06.03.2021). 60 años de tradición, innovación y pasión, 09/2021, p. 37 (3)

Entrada anterior
Freshplaza sobre LLOMBART y sus variedades de cítricos rojos
Entrada siguiente
LLOMBART Business Bikes – por el bien del medio ambiente
Menú