Juan Llombart introdujo esta marca originariamente para popularizar de nuevo la „clementina fina".

Esta clementina pequeña, aromática y dulce se descubrió a principios del siglo XX en Argel, quedando en el olvido debido a variedades más grandes.
 
Actualmente hemos ampliado la gama de "Klein aber Fein" a limones, naranjas, clementinas, pomelos y caquis.
 
Los productos "Klein aber fein" se enceran exclusivamente con ceras naturales.